El Impacto ambiental, animal y vegetal en zonas de sacrificio como Ventanas

El Impacto Ambiental, Animal Y Vegetal En Zonas De Sacrificio Como Ventanas

Las zonas de sacrificio surgen como una decisión racional de utilizar un territorio para “un fin económico superior”, independiente de cualquier otra consideración social o ambiental, dando entender que hay lugares para conservar la biodiversidad y zonas donde está permitido destruirla. Así, se producen zonas con una concentración masiva de industrias contaminantes y desechos tóxicos, los cuales afectan a las poblaciones locales, precarizando su salud, el medio ambiente y la cultura local.

Podemos identificar a Quintero, Ventanas y Puchuncaví como zonas de sacrificio.  Lugares que en los 60 subsistían gracias al turismo, agricultura y pesca artesanal. Según un estudio de la Universidad de Chile, “Los territorios que habita(re)mos: ¿Qué futuro existe para las zonas de sacrificio?, hasta el 2020 existían 15 compañías que han superan los 300 vertimientos de carbón en la playa, además de intoxicaciones masivas producto del dióxido de azufre (SO2) y el material particulado (MP10) en el aire, suelo y agua.

La biodiversidad de esta zona se ve reducida o destruida, afectando también la pesca artesanal y agricultura loca. Según Ramito Bustamante, Doctor en Ecología de la Universidad de Chile, dentro de los efectos está la magnificación biológica, proceso que propaga los contaminantes hacia todos los niveles de las redes tróficas. Por ejemplo, “si una lombriz empieza a comer tierra contaminada, entonces ella concentra contaminantes en su organismo. Luego, un pájaro que come diez lombrices diarias, al hacer esto, acumula diez veces también los niveles de metales en su cuerpo. Y si enseguida, un depredador como el águila, atrapa y consume al ave, entonces la concentración de sustancias tóxicas en su cuerpo también se incrementa y, por tanto, el daño sobre esta especie será muchísimo mayor.”

 Esto también puede pasar a nivel marino con los peces. Si un pez contaminado es comido por las personas, los niveles de contaminación son tan elevados que pueden afectar su salud o bien provocarles la muerte. Esta es la razón por las cual la autoridad sanitaria prohíbe el consumo de productos marinos extraídos de las zonas de sacrificio.

Fuentes:

medicina.uchile.cl

latercera.com

Comparte este post

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe más post como este y obtén descuentos exclusivos.

Posts relacionados
¿Necesitas ayuda?